miércoles, 20 de julio de 2016

Goya: "Las viejas" o "El tiempo"...

Goya, Las viejas o El Tiempo
Las viejas o El tiempo, 1810-1812
Óleo sobre lienzo
181 x 125 cm
Palais des Beaux-Arts, Lille


 Hoy os traigo una imagen muy curiosa de uno de mis pintores preferidos: Francisco de Goya. Su obra Las viejas es una de las imágenes que, junto con Maja y celestina y Majas al balcón, formaron parte de la galería española de Luis Felipe en 1838. En todas ellas el tamaño de los personajes es el mismo e, incluso, se ha llegado a saber mediante radiografías que estos cuadros habían sido pintados sobre lienzos anteriores de unas texturas muy gruesas <<símbolo por el que se consideraba que el pintor era un mediocre>>. Es decir, Goya quiso aprovechar varios lienzos antiguos de pintores de menor calidad para hacer estas obras y, por eso, bajo Las viejas se encuentra una Crucifixión (en la parte superior), una Resurrección (a pequeña escala) y otro personaje superpuesto que no está bien identificado. ¿Podríamos formar una especie de tríptico de connotación moral y social, si reunimos estas tres obras?

Comencemos, pues, con el análisis de Las viejas (aunque también aparecen en el inventario de 1812 bajo el nombre de El Tiempo). Con esta obra, Goya quiso ir más allá que en su Capricho nº 55 (Hasta la muerte) a la hora de representar la coquetería femenina. En ambos trata el mismo tema: el paso del tiempo.

Goya, Las viejas (detalle)


El rostro de la mujer que está en primer plano aparece demacrado, arrugado y fatigado por el transcurrir de los años. Sin embargo, el afán y el ansia por verse atractiva y femenina hacen que esta mujer se presente en sociedad casi como un esperpento: lleva una gran cantidad de maquillaje, va ataviada con ropa de baile y luce lujosas joyas (aquí vemos como lleva la flecha de amor entre sus cabellos, como lo hacía la reina María Luisa). La vieja de tez oscura y desdentada le acerca un espejo en cuyo reverso aparecen dos palabras: “Que tal?”. La muerte, oscura, vieja y desdentada, pretende mostrarle de frente la cruda realidad a la mujer demacrada. 


Goya, Las viejas (detalle)

                                           
Esta es la pregunta trampa del tiempo. La muerte y el Tiempo acechan a esta mujer que posa ante un espejo convencida de gozar la plenitud. En el fondo, y sin perder a las damas de vista, aparece un viejo con alas y aspecto descuidado que porta una escoba a modo de guadaña: es el dios Kronos, el símbolo del Tiempo.


Goya, Las viejas (detalle)



La mujer anciana que luce sus mejores galas se recrea inocente delante del espejo. No sabe que tiene a su lado y como compañeros a la propia muerte y al Tiempo. Ambos están burlándose de ella, ambos están jugando con el fino hilo de la vejez, la decadencia y el sufrimiento…







¡Un saludo a tod@s!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué os ha parecido, chic@s? :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...