miércoles, 25 de enero de 2017

Puppy, "la mascota" del Guggenheim Bilbao

Puppy, Museo Guggenheim Bilbao, 1992
Jeff Koons, Puppy, 1992
Acero inoxidable, sustrato y plantas en floración
1.240 x 830 x 910 cm

 Museo Guggenheim Bilbao 

Dicen que es la “mascota” del  Museo Guggenheim Bilbao, que no muerde, que no ladra…

Pesa 12 toneladas y mide 12 metros de altura, pero Puppy -el cachorrito terrier- sabe que es solo eso: un cachorrito, aunque su complejidad y tamaño lo conviertan en el terrier más grande del mundo.

      Cambia dos veces de vestuario: en primavera -cuando se viste alegremente con begonias, lobelias y claveles- y en otoño, cuando su colorido “ropaje” se torna más oscuro, y las alegrías y las petunias dan paso a la hiedra y otras flores invernales como el pensamiento.

       A Puppy lo trasladaron a Bilbao en 1997, poco después de que su creador Jeff Koons lo expusiera en el Museo de Arte Contemporáneo de Sidney. Desde entonces y hasta hoy, cada noche -cuando el Guggenheim cierra sus puertas y los visitantes abandonan las salas-, en el interior de su cuerpecito de hierro y acero se pone en marcha un mecanismo de riego que “da vida” y engalana de nuevo sus 40.000 flores para la jornada siguiente…

      Puppy no ladra ni se mueve. No cambia de posición. No se echa al suelo ni pide que le acaricien la barriguita. Se mantiene erguido, firme y sonriente recibiendo a todo aquel que se acerca al Guggenheim Bilbao y quiere conocerlo. Puppy, siempre alerta, siempre fiel, permanecerá allí sentado esperando con ansia nuestro regreso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué os ha parecido, chic@s? :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...