viernes, 16 de junio de 2017

Pierre-Auguste Renoir

Pierre-Auguste Renoir, Autorretrato, (1876)
Pierre-Auguste Renoir, Autorretrato, (1876)


Teniendo como base e inspiración las pinturas clásicas renacentistas y barrocas, Pierre-Auguste Renoir fue un pintor francés ligado al movimiento Impresionista. La característica más notable de Renoir fue el interés del artista en captar la belleza del paisaje y la figura femenina.

Consiguió destapar la faceta más sensual del Impresionismo: la belleza, el optimismo y la alegría plasmada en cada uno de sus protagonistas. Todo esto, unido a su genialidad con el pincel, hacen que sus obras reúnan matices que nos recuerden a las de Henri Matisse –por su inclinación hacia la naturaleza-, a las de Rubens –en el tratamiento voluptuoso de los cuerpos-, o a los pintores del Rococó por las actitudes galantes de los personajes de sus lienzos.

Gracias a su pincelada vibrante y al uso de una paleta cromática luminosa, Pierre-Auguste Renoir nos dejó magníficas obras como las que siguen:


Renoir, El Palco, 1874
El Palco, 1874
80 x 63´5 cm
Óleo sobre lienzo
Courtauld Gallery, Londres



Baile en el Moulin de la Galette, 1876
Baile en el Moulin de la Galette, 1876
131 x 135 cm
Óleo sobre lienzo
Museé d´Orsay, París

Almuerzo de remeros, 1881
Almuerzo de remeros, 1881
129´5 x 172´7 cm
Óleo sobre lienzo
National Gallery, Washington
Almuerzo de remeros (detalle), 1881
Almuerzo de remeros (detalle), 1881
129´5 x 172´7 cm
Óleo sobre lienzo
National Gallery, Washington


Renoir, Grandes bañistas, 1887
Grandes bañistas, 1887
Óleo sobre lienzo
118 x 170 cm
Museo de Arte de Filadelfia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué os ha parecido, chic@s? :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...